Porque las mujeres abortan #YOMARCHOEL25

Coordinadora Feminista en Lucha
Afiche: Coordinadora Feminista en Lucha

Las luchas del movimiento feminista y de mujeres por condiciones de real autonomía ha posibilitado, dentro de márgenes aún muy intervenidos por los poderes fácticos – medios de comunicación, iglesias y el estado – esta conversación social.

Mucho más allá de la restrictiva discusión que la institucionalidad han instalado -en torno a un proyecto de ley que despenaliza la interrupción del embarazo en tres casos específicos- existe una amplia gama de actorxs sociales que con menos visibilidad y tribuna, señalamos con énfasis y convicción que el aborto libre, seguro y gratuito es un derecho de las mujeres. Una decisión basada en la autonomía que ellas tienen sobre sus cuerpos.

Esta es y ha sido una lucha histórica del movimiento feminista y de mujeres. Asimismo, la búsqueda de un avance real en la plena emancipación de las mujeres requiere que los hombres seamos conscientes de nuestra condición de sujetos privilegiados y caminemos, desde la deconstrucción permanente de la masculinidad hegemónica, heteropatriarcal y machista, hacia una comunidad basada en la equidad efectiva entre lxs sujetxs.

Frente a la decisión de abortar, los hombres tenemos la oportunidad de comprender varias cosas:

  • El aborto debe ser libre, por cuanto más allá de cualquier consideración y circunstancia, son las mujeres quienes deciden si gestar o no hacerlo, sin que por esto el estado las penalice y/o encarcele.
  • El aborto debe ser seguro, garantizándose condiciones dignas para realizar un procedimiento que afecta la salud física y psicológica de las mujeres, sin miedo a ser denunciadas.
  • El aborto debe ser gratuito porque hoy miles de mujeres empobrecidas sufren abortos clandestinos, e incluso la muerte, mientras aquellas que pueden pagarlo, acceden a este procedimiento sin mayores complicaciones.
  • El derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo debe prevalecer sobre el derecho de los hombres a la paternidad: no es lo mismo vivir el embarazo en el propio cuerpo, que no vivirlo.
  • El rol de los hombres, desde cualquier ámbito relacional, debe ser de apoyo y respeto a la autonomía de las mujeres en la decisión sobre sus cuerpos y voluntad de gestar o no, cuándo y con quién hacerlo.
  • El silencio y la neutralidad nos hacen cómplices de la violencia estatal que viven las mujeres en torno a la penalización del aborto (hijos/as no deseados, abortos clandestinos e inseguros, estigmatización social, encarcelamiento, muerte).
  • Los hombres debemos asumir nuestra responsabilidad en la sexualidad y la prevención de embarazos no deseados, con prácticas sexuales consentidas y métodos anticonceptivos (preservativo, vasectomía).
  • Reivindicamos acciones de política pública: educación sexual, acceso universal a jardines infantiles, anticonceptivos gratuitos, fomento de conciliación laboral-familiar para mujeres y hombres, permisos de maternidad y paternidad iguales e intransferibles, y por supuesto: aborto libre, seguro y gratuito.
fuente: http://www.radiovillafrancia.cl/convocan-a-la-2da-marcha-por-el-aborto-libre-seguro-y-gratuito-yoabortoel25
foto: Radio Villa Francia

A diferencia del estado y las instituciones que han constreñido la soberanía de las mujeres sobre sí mismas, desde el movimiento social, feminista y de mujeres debemos ir más allá. Podemos plantearnos desde lógicas diferentes, desafiando lo establecido, en un marco de  acciones políticas situadas y comprometidas con el aborto como decisión soberana de las sujetas sociales que, por las razones que sea, no desean gestar.

Como kolectivo de hombres que desde hace diez años trabajamos en la militancia social con el fin de erradicar el modelo hegemónico heteropatriarcal, denunciamos y combatimos toda forma de violencia y discriminación de género, material o simbólica, en el espacio privado o público, y somos claros en reiterar nuestro apoyo a la demanda de que en Chile exista reconocimiento pleno de derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, entre ellos el aborto libre, seguro y gratuito.

Porque las mujeres abortan #YOMARCHOEL25.

fuente: http://www.lapatilla.com/site/2013/07/26/unas-5-000-personas-marcharon-en-chile-por-el-aborto-libre/
foto: La Patilla

Palabra de Hombre: Reflexiones colectivas del primer taller (Patriarcado).

El pasado sábado 12 de abril, como Kolectivo Poroto inauguramos un nuevo ciclo de Talleres Palabra de Hombre para el 2014.  Nos encontramos 18 varones en la Universidad ARCIS, quienes activamente participamos de esta primera actividad en la cual reflexionamos a partir de nuestras vivencias en torno a la pregunta:
¿Qué hacemos los hombres contra las desigualdades de
género?
 
Después de la presentación de los participantes, y animados por el juego del Tenis, se plantearon frases en las cuales tuvimos que ubicarnos de un lado u otro de una imaginaria red de tenis, según estuviésemos a favor o en contra de la afirmación que el animador nos invitaba a reflexionar.  Una de las frases era “Los hombres y las mujeres nos complementamos” y la otra era “Como hombre, yo sufro costos derivados de las relaciones de género”. Ello gatilló la conversación, discusión y posturas relacionadas con la equidad, los costes y los privilegios que tenemos como hombres. A partir de experiencias y reflexiones sobre nuestros aprendizajes y formas de socialización, en los diversos contextos cotidianos, se nos permiten y/o prohíben ciertos modos de crear y recrear nuestras masculinidades. La vida cotidiana, las relaciones de pareja, las opciones sexuales, la crianza como hijos o bien padres, etc., han sido parte de las conversaciones que nos movilizaron para profundizar sobre nuestros privilegios como hombres.
Constatamos lo complejo que nos resulta hablar de nuestras vivencias, como también la facilidad con la que nos es posible elaborar diagnósticos sobre las situaciones en que los varones reproducimos los mandatos patriarcales.
Animados por la primera actividad continuamos profundizando sobre nuestras vivencias, a partir de la técnicas del teatro foro y poniendo énfasis en las veces que hemos actuado de manera inequitativa, en que reproducimos la discriminación, el dominio como sometimiento de una otra o un otro, el heterocentrismo, el aprovechamiento, la exclusión, entre otras, pudimos dar cuenta de las situaciones en que reproducimos nuestros privilegios por el hecho de ser varones. Privilegios que sin cuestionamiento no nos permiten advertir posibilidades para cambiar las situaciones, preguntarnos sobre la experiencia de una otra u otro, como así también en la urgencia de entregar aportes que favorezcan la equidad entre personas.              
Sin duda, esta primera actividad ha permitido a quienes participamos combinar las experiencias personales con propuestas de acciones político cotidianas, reconociendo desde la diversidad de participantes, las vivencias en común con otros hombres. Como así mismo, compartir compromisos que nos permitan hacer posible desafíos para transformar(nos) y así propiciar espacios en que la equidad con otras, con otros, con nuestra comunidad y con nuestro medio puedan hacerse posibles.
Al finalizar, valoramos positivamente la experiencia: por el respeto compartido y generado por cada participante, por las reflexiones sobre la construcción de nuestras masculinidades y por los desafíos movilizadores plasmados en
compromisos concretos de transformación personal, que hacen sentido a quienes de alguna u otra forma sentimos sensibilidad y responsabilidad con nosotros mismos, ante preguntas complejas e incómodas pero necesarias para construir acciones políticas y solidarias.
Nos encontramos en el próximo Palabra de Hombre -Sábado 17 de Mayo,
“Acoso Sexual Callejero”. Un
abrazo fraterno, Kolectivo Poroto.