Palabra de Hombre: Reflexiones colectivas del primer taller (Patriarcado).

El pasado sábado 12 de abril, como Kolectivo Poroto inauguramos un nuevo ciclo de Talleres Palabra de Hombre para el 2014.  Nos encontramos 18 varones en la Universidad ARCIS, quienes activamente participamos de esta primera actividad en la cual reflexionamos a partir de nuestras vivencias en torno a la pregunta:
¿Qué hacemos los hombres contra las desigualdades de
género?
 
Después de la presentación de los participantes, y animados por el juego del Tenis, se plantearon frases en las cuales tuvimos que ubicarnos de un lado u otro de una imaginaria red de tenis, según estuviésemos a favor o en contra de la afirmación que el animador nos invitaba a reflexionar.  Una de las frases era “Los hombres y las mujeres nos complementamos” y la otra era “Como hombre, yo sufro costos derivados de las relaciones de género”. Ello gatilló la conversación, discusión y posturas relacionadas con la equidad, los costes y los privilegios que tenemos como hombres. A partir de experiencias y reflexiones sobre nuestros aprendizajes y formas de socialización, en los diversos contextos cotidianos, se nos permiten y/o prohíben ciertos modos de crear y recrear nuestras masculinidades. La vida cotidiana, las relaciones de pareja, las opciones sexuales, la crianza como hijos o bien padres, etc., han sido parte de las conversaciones que nos movilizaron para profundizar sobre nuestros privilegios como hombres.
Constatamos lo complejo que nos resulta hablar de nuestras vivencias, como también la facilidad con la que nos es posible elaborar diagnósticos sobre las situaciones en que los varones reproducimos los mandatos patriarcales.
Animados por la primera actividad continuamos profundizando sobre nuestras vivencias, a partir de la técnicas del teatro foro y poniendo énfasis en las veces que hemos actuado de manera inequitativa, en que reproducimos la discriminación, el dominio como sometimiento de una otra o un otro, el heterocentrismo, el aprovechamiento, la exclusión, entre otras, pudimos dar cuenta de las situaciones en que reproducimos nuestros privilegios por el hecho de ser varones. Privilegios que sin cuestionamiento no nos permiten advertir posibilidades para cambiar las situaciones, preguntarnos sobre la experiencia de una otra u otro, como así también en la urgencia de entregar aportes que favorezcan la equidad entre personas.              
Sin duda, esta primera actividad ha permitido a quienes participamos combinar las experiencias personales con propuestas de acciones político cotidianas, reconociendo desde la diversidad de participantes, las vivencias en común con otros hombres. Como así mismo, compartir compromisos que nos permitan hacer posible desafíos para transformar(nos) y así propiciar espacios en que la equidad con otras, con otros, con nuestra comunidad y con nuestro medio puedan hacerse posibles.
Al finalizar, valoramos positivamente la experiencia: por el respeto compartido y generado por cada participante, por las reflexiones sobre la construcción de nuestras masculinidades y por los desafíos movilizadores plasmados en
compromisos concretos de transformación personal, que hacen sentido a quienes de alguna u otra forma sentimos sensibilidad y responsabilidad con nosotros mismos, ante preguntas complejas e incómodas pero necesarias para construir acciones políticas y solidarias.
Nos encontramos en el próximo Palabra de Hombre -Sábado 17 de Mayo,
“Acoso Sexual Callejero”. Un
abrazo fraterno, Kolectivo Poroto.

Deja un comentario