Sin ser grandes entendidos, les compartimos algunas de las pelis que acompañan y motivan nuestro andar.

Plan B 

Plan-b-by-marco-bergerEn la pelicula Plan B, Bruno es un chico argentino, que como tantos otros hombres de su edad tiene problemas con su novia, Laura, y ésta lo abandona. Laura no tarda en encontrar un nuevo novio, llamado Pablo, algo que a Bruno no le hace demasiada gracia.
Bruno quiere recuperarla, por lo que inicia un plan. En el gimnasio coincide con Pablo, por lo que se hace amigo de él con la intención de averiguar algo para romper la pareja que forma con su antigua novia.
Por una amiga común se entera de que Pablo ha tenido relaciones con hombres, de manera que a Bruno se le ocurre un plan. Cree que si seduce a Pablo, eso lo distanciará de Laura y la pareja se romperá.
El plan no está mal del todo, pero resulta que poco a poco Bruno se siente muy bien con Pablo, por lo que podría ser homosexual sin haberse dado cuenta de ello hasta ahora, que por primera vez está seduciendo a un hombre.

(fuente: https://youtu.be/XQzMQEeI5QY)

El Secreto de Vera Drake

elsecretodeveradrakeAborto e hipocresía social. La película, es himno a un feminismo no consciente, ni formalizado ni teorizado, pero efectivo y evidente, expresado como solidaridad de clase y de género. Lo sería incluso si Vera no tuviese su secreto, pero lo es más porque lo tiene: en el aborto clandestino se expresa la resistencia frente a la dominación masculina y burguesa. Masculina porque la prohibición del aborto supone la máxima intromisión del varón en la vida de la mujer, al apoderarse del control de su propio cuerpo. Y particularmente burguesa en el sentido de que la prohibición no alcanza a las mujeres de esa clase, como bien muestra el contraste entre los abortos clandestinos e ilegales que practica Vera y el aborto público y legal de la hija de la señora Fowler, que tiene los medios para conseguir que un psiquiatra declare, con una base de lo más inconsistente, que el aborto es procedente para evitar el posible nacimiento de un bebé con problemas mentales (el médico de cabecera le tranquiliza de antemano a ese respecto: “al psiquiatra le cuentas cualquier rollo”)y que tiene también los medios para pagar la clínica en el que el aborto se realizará. Eso sí, al precio de la hipocresía, la de todos los que participan en el proceso, y de la ocultación familiar y social de lo sucedido, además de las cien guineas, precio inasequible para cualquier mujer trabajadora de la época. Por cierto que el caso de Miss Fowler permite ampliar un poco más el catálogo de las muchas razones que explican y justifican la interrupción del embarazo: el suyo fue el producto de una violación. De este modo podemos comprender que el problema del aborto no es sólo un problema de clase social, como podría deducirse de los demás casos que aparecen en la película, sino también un problema de género, ahora en el sentido de que son los hombres los que violan el cuerpo de las mujeres y no al revés…

Ricardo García Manrique. (Fuente: http://porelpanyporlasrosas.weebly.com/peliacuteculas-online/peliculael-secreto-de-vera-drake-online)