Del piropo al Acoso Sexual Callejero.

Reflexiones post-conversatorio con las compañeras feministas de la “Marcha Mundial de las Mujeres”.

En nuestros contextos culturales, la práctica de “piropear” no es solamente una tradición criolla reflejada en galantería, sino es, si miramos con la perspectiva de género, una práctica que remite a una relación estructural de dominio y sometimiento del cuerpo femenino. Como Kolectivo Poroto consideramos pertinente relevarlo en el plano del Acoso Sexual Callejero, en la medida que reconoce una lógica patriarcal, que incluso resulta invisible para muchas y muchos, en el proceso de marcar un territorio simbólico de propiedad masculino-machista.
A partir de lo anterior, el Acoso Callejero de varones hacia mujeres, da cuenta de una jerarquía que pronuncia las asimetrías estereotipadas de un activo masculino y una pasiva femenina, que relacionada a los privilegios masculinos (en Modelo Hegemónico de Masculinidad Patriarcal – MHMP), legitima los cuerpos  de mujeres como un territorio de dominio y sometimiento recurrente. El contenido sexoíde del acoso hipergenitalizado, reduce a las mujeres a simples objetos y cuyas expresiones son por ejemplo: seguimientos, manoseos en espacios públicos, saludos “cuneteados”, chistes, entre muchas otras. Estos resultan ser reflejo de que en el espacio público los varones recrean y actualizan la norma patriarcal, que posibilita el acoso como un valor permitido para los hombres.
Las expresiones de este dominio refuerzan los mandatos hegemónicos, los que al mismo tiempo pasan a ser una obligación entre semejantes masculinos. A partir de lo anterior, cabe preguntarse ¿Podemos, en tanto hombres, poner en cuestión estas prácticas machistas? que claramente no contribuyen al desarrollo de espacios equitativos entre hombres y mujeres. ¿Será posible que como hombres podamos movilizarnos con el propósito de generar transformaciones, incluso desde las resistencias, y así, permitirnos un ejercicio cuestionador de los privilegios masculinos y posibilitar prácticas distintas-alternativas al Modelo Hegemónico Machista Patriarcal?
Finalizando esta reflexión, queremos invitarles a compartir, difundir y reflexionar una de las interrogantes que nos mueve: entre el acoso sexual callejero y los Femi(ni)cidios ¿Qué relaciones podemos establecer?
Otoño, 2012.

7 comentarios en “Del piropo al Acoso Sexual Callejero.

  1. Cochinos klos hijos de la pera no piensas k podrian ser sus propias hijas o su hermana o su madre y mas los viejos kloo tapao en cebooo

  2. 100% de acuerdo y, como mujer, me agrada mucho ver iniciativas así!!! Felicitaciones cabros!
    Una pequeña crítica constructiva: a veces el abuso de las palabras rimbombantes distrae y hace un poco lejanas las ideas principales (que son muy buenas). La simpleza al decir/escribir las cosas puede ayudar mucho a difundir buenas ideas 🙂

Deja un comentario